Cómo cuidar tu barba: una guía definitiva

La cuestión de cómo cuidar la barba es uno de los temas más recurrentes en el cuidado personal de los hombres. De hecho, hay tantos productos y tantas situaciones que se pueden dar que a menudo es no es fácil encontrar la información necesaria para cada caso.

Por eso he elaborado esta guía para ayudarte a orientarte en este mundo, tanto si estás en las primeras etapas de crecimiento como si ya tienes una barba completa para lucirse, aquí encontrarás consejos y soluciones a los problemas más espinosos.

Veremos algunas precauciones para cuidar la barba en la fase de crecimiento, los accesorios a tener y los productos a utilizar. Luego pasaremos a ver también problemas comunes como la famosa barba irregular y el clásico (e insoportable) picor.

Vamos a empezar !

Dejarse crecer la barba

Para este propósito, aquí en el sitio tenemos un artículo completo que habla sobre cómo dejarse crecer la barba , pero parece correcto retomar algunos puntos fundamentales en esta guía completa sobre cómo cuidar la barba.

Si ya tienes una barba con el largo que deseas, puede dirigirse directamente a la siguiente sección a continuación.

Lo primero que debe hacer es darse un tiempo de al menos 3-4 meses en el que el objetivo es hacer que el cabello se estire para que funcione hacia una determinada forma o estilo.
No solo eso, dejarlo crecer también cubrirá las áreas menos densas: muchos se quejan de tener una barba irregular cuando en realidad estos cubrirán por completo, o casi, a medida que la barba crece.

Por supuesto, gran parte de la barba depende de la genética como siempre escuchamos, pero hay muy pocas personas que no lleguen a una cobertura más que excelente de su rostro. Creo que también es importante subrayar que no existen productos milagrosos para el crecimiento de la barba, así que ten cuidado con quienes los venden fingiendo que funcionan.


Cómo cuidar tu barba

Antes de empezar a utilizar productos específicos y otros complementos existen algunos hábitos que deben formar parte de nuestra rutina de cuidado de la barba.

A la hora de cuidar la barba, estas son las primeras cosas que debes tener en cuenta:

Higiene

El primer hábito a absorber es lavarse la barba con regularidad . De hecho, tiende a acumular suciedad como comida, polen y polvo, convirtiéndose así en un terreno fértil para las bacterias que pueden provocar infecciones. Sin embargo, el lavado no debe ser demasiado frecuente : generalmente dos o tres veces por semana es el compromiso adecuado entre la limpieza y el correcto equilibrio de la piel y el sebo producido. También es muy importante utilizar un champú específico o al menos un producto que no sea demasiado agresivo.

Usar un cepillo

Lo segundo que debes meter en tu rutina es usar el cepillo . Sus funciones son muchas, como veremos a continuación, y todas son fundamentales. Este es definitivamente el primer accesorio que se compra.

Repasar la barba regularmente

Recortar su barba con regularidad ayuda a preservar su orden y forma, haciéndola visualmente hermosa. De hecho, los pelos no son perfectos y tienden a crecer de forma desigual, algunas zonas serán más rápidas que otras en engrosarse y podríamos encontrarnos en un escenario desagradable si no lo regulamos: se volvería asimétrico e impreciso con un desaliñado apariencia.

Consejo: afeite regularmente el área debajo del cuello en forma de U y las mejillas superiores; esto ayudará a que su barba se vea mucho más ordenada y sea fácil de hacer usted mismo en casa.


Productos y accesorios para barba

Una vez que hayas hecho nuestras las recomendaciones enumeradas anteriormente, es el momento de empezar a llenar nuestro mueble de baño con los productos necesarios para el cuidado de nuestra barba. No es necesario tenerlos todos, pero hay un par que son esenciales.

No hace falta decir que la elección debe hacerse de acuerdo con sus preferencias y necesidades, y a medida que pruebe los distintos productos y accesorios se dará cuenta de cuáles prefiere o necesita realmente.

Navegando por el sitio encontrará artículos detallados y guías de compra sobre cada uno de estos productos. Los invito a consultarlos para más información.

Champú

El champú se usa, como es fácil de adivinar, para lavar la barba que, como se mencionó anteriormente, debe lavarse regularmente cada dos o tres días. A medida que crece en la piel, las células muertas comienzan a desprenderse y quedan atrapadas, si luego agregamos polen, comida y polvo, es fácil imaginar cuánta suciedad se puede depositar en nuestro vello facial .

A diferencia de los champús para el cabello, los champús para el afeitado suelen tener una composición más delicada y están enriquecidos con sustancias que sirven para hidratar y nutrir el cabello. Para ello conviene centrarse en productos que contaminen ingredientes de origen natural.

Junto al aceite de barba representa la base de los productos que cada uno de nosotros debería tener disponible.

Aceite de barba

El aceite es un producto imprescindible que todo hombre con barba debe utilizar. Nos aporta una gran variedad de beneficios, aunque el que más destaca es el factor de hidratación, tanto para el vello facial como para la piel, lo cual, previene los picores y otros problemas.

Además de suavizar la barba, el aceite ayuda a lucir una barba mucho más ordenada. En el mercado vamos a encontrar una gran variedad de aceites para barba, por eso es importante que elijas uno que sea lo más natural posible.

Si no sabes cual comprar, te recomendadnos quedes un vistazo a nuestra reseña de los mejores aceites para barba.

Bálsamo

Para los días en los que quieras que tu barba luzca más especial, puedes utilizar un bálsamo para barba natural. Este producto, te ayudará a moldear tu barba a la vez que la nutre e hidrata.

El bálsamo es un producto ceroso, y aunque tiene un efecto hidratante, además también nos ayudará a poder moldear la barba a nuestro gusto utilizándolo como si fuera una cera.

Aunque se puede utilizar junto el aceite y el bálsamo, nosotros recomendamos utilizar a diario el aceite y para los días en los que quieras darle un toque especial a tu barba, utilizar el bálsamo.

Jabón o crema de afeitar

El jabón o la crema de afeitar tienen una función muy importante ya que se encargan de hidratar y suavizar la barba, preparándola para el momento del afeitado.

Lo ideal es que utilices cremas o jabones para afeitado. A diferencia de los geles nuevos y modernos, no resecan la piel y permiten minimizar la irritación.

Para aplicar la crema de afeitar ayúdate también de una brocha de afeitar, pues te ayudará a aplicar de manera más eficiente la crema de afeitar, ya que los pelos de la brocha levantarán los pelos de la barba y la crema penetrara a fondo.

Cepillar y peinar

Si el aceite es el rey de los productos, ¡el cepillo es definitivamente la rey en el ámbito de los accesorios para el cuidado de la barba!

Los cepillos y peines para barba tiene obviamente la función de peinar y moldear la barba. Pero además, ayudan a eliminar impurezas y distribuir uniformemente el aceite y otros productos para barba.

Se puede utilizar el cepillo prácticamente desde los primeros momentos de crecimiento, pero será casi necesario desde que que nuestra barba mida unos 3-5 cm. Al cepillar y peinar la barba mantendremos la barba desenredada y evitaremos que se hagan nudos.

Navajas

En el tema de cómo cuidar la barba, el de las navajas es un tema bastante destacado.

No hay duda de que vas a encontrar una gran variedad de marcas y modelos. Sin embargo, este es un tema bastante personal y que debes decidir tu qué navaja es la que más se adapta a tu barba. De hecho, usaremos la navaja solo para rematar determinadas zonas, como la inferior del cuello o la superior de las mejillas.

Personalmente no me gusta usar la maquinilla de afeitar eléctrica para perfilar la barba. Para mi gusto creo que una navaja o un o incluso una maquinilla de afeitar manual permiten una mayor precisión a la hora de dar forma a la barba.

Para decirlo brevemente: confíe en su gusto personal en este caso , pero asegúrese de tener al menos un medio para hacer todos los pequeños recortes en su barba.

Tijeras

Las tijeras son un accesorio muy útil para mantener y dar forma a nuestra querida barba. A pesar de esto, no están muy extendidos ya que aprender a usar implica cometer muchos errores y mutilaciones.

Claro, puede ser muy satisfactorio recortarse la barba usted mismo, pero confiar en una peluquería de confianza con años de experiencia es sin duda una opción más segura .


Problemas comunes

Entre los problemas más habituales en el cuidado de la barba encontramos el picor y los parches.

  • La picazón , especialmente en las primeras etapas del crecimiento, puede ser muy molesta y provocar exasperación. En este caso la solución es lavar periódicamente la barba como ya se indicó anteriormente y utilizar un producto que hidrate la piel como aceite o acondicionador.
  • Los parches, por otro lado, a menudo son solo una ilusión: una vez que la barba comienza a crecer, las áreas menos gruesas se cubrirán en consecuencia.
    Por supuesto, también hay gente con poca barba, pero poco podemos hacer en este caso contra la genética.

Productos que debes evitar para cuidar la barba

Siempre comentamos que es mejor utilizar productos naturales, pero ¿cuáles son los productos que tenemos que evitar a toda costa?

  • Parabenos. Son un conservante químico que es malísimo para nuestra piel.
  • Siliconas. Sellan los poros de nuestra piel evitando que estos transpiren.
  • PEG (polietilenglicol). Es básicamente un emulsionante que hace que nuestros pros se abran. Lo que provoca que otras sustancias químicas entren con mayor facilidad en nuestra piel.
  • Colorantes. Son un veneno para la piel que puede llegar a provocar enfermedades entre las que se encuentra el cáncer.

¡Y eso es todo querido barbudo! Esperamos que nuestra guía te halla servido de ayuda y que la pongas en práctica lo antes posible.


Extra: cuidado y nutrición de la barba

Un capítulo poco comentado pero muy importante para la salud de la barba y de nuestro cuerpo en general es el de la nutrición.

No hay frutas mágicas ni ingredientes secretos: todo radica en una dieta equilibrada y variada.
Sin duda, sin embargo, entre las sustancias más olvidadas encontramos las grasas del grupo Omega y la ingesta adecuada de vitaminas.

La solución es muy simple: para las grasas, agregue frutos secos, salmón y aguacate a su dieta, mientras que para las vitaminas simplemente aumente las dosis de frutas y verduras frescas.

También sobre este tema puede encontrar más información y artículos dedicados en el sitio.


Conclusión

Con la esperanza de haber dejado algo de claridad en el vasto mundo del cuidado de la barba, te invito a experimentar tanto como sea posible con productos, accesorios y maquinillas de afeitar para encontrar los que más te convengan.

Como siempre, ¡puedes dejar un comentario a continuación en caso de dudas, aclaraciones o si simplemente te gustó este artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *